x
31
Protección solar para tus hijos
Volver

Bebés

Los bebes con menos de 6 meses son muy susceptibles a los  daños causados por los rayos UV. Esto es así porque tienen muy poca melanina, el pigmento que da color a la piel y ayuda, en parte, a protegerla del sol. Cuando salgas al sol con un bebé menor de 6 meses, asegúrate de cubrirlo con la ropa adecuada, incluyendo un sombrero, una sombrilla o el toldo de un coche.

  • Siempre consulta a un doctor antes de exponer a tu bebé al sol.
  • Usa una película para los vidrios del automóvil para prevenir que los rayos UV atraviesen la ventana.
  • Haz caminatas con tu bebé en la mañana, antes de las 10 AM y por la tarde, después de las 4 PM, cuando los rayos UV no son tan fuertes.
  • Para bebés que tengan entre 6 y 12 meses sigue todo lo anterior y puedes aplicar protector solar regularmente.  Se recomienda uno que tenga un FPS de 50 o más. Prueba la loción Banana Boat Sin Lágrimas, que es hipoalergénica.

Niños

Los niños pasan la mayor parte del tiempo en espacios abiertos, ya sea caminando hacia o del colegio, estando afuera durante el receso que es normalmente entre las 10 AM y las 2 PM, cuando el sol es más fuerte, o en actividades extracurriculares  y viajes al campo, o jugando en el parque o en el jardín durante los fines de semana. Así que es recomendable que los niños desarrollen el hábito de usar protector solar para reducir el riesgo de daños en la piel a futuro. ¡La protección solar comienza en casa!

Los siguientes son consejos para proteger adecuadamente a los niños del sol:

  • Aplica siempre protectores con un amplio espectro de protección UVA/UVB, 20 minutos antes de que tus hijos salgan. Preferiblemente uno con un FPS de 50 o más.
  • Si la escuela lo permite, incluye un pequeño empaque de protector solar en el morral de tus hijos y enséñales a aplicarlo en las áreas expuestas cuando vayan a salir al receso, para hacer deporte u otras actividades extracurriculares. Haz que usen un protector con un FPS de 50 o más, que sea resistente al sudor y al agua cuando estén afuera por largos periodos de tiempo.
  • Aconseja a tus hijos buscar sombras cuando salgan a jugar.
  • Viste a tus hijos con ropa que los proteja del sol e impúlsalos a usar sombreros y gafas de sol cuando salgan. 
  • Los rayos UV pueden causar cataratas, con el paso del tiempo, cuando los ojos han estado expuestos al sol.